CARTA DE PRIVILEGIOS (1)

La carta de 24 de noviembre de 1211, por la que Pedro II de Aragón “el Católico” concedió franquicia a la casa de la Orden del Hospital de Jerusalén de Molina y a los habitantes de Torre de la Junta, confirmada por los soberanos aragoneses posteriores.

Fortunato Martínez Sanz

https://orcid.org/0000-0002-1596-4983

1

           

           La transcripción del documento de Pedro II, siguiendo la copia conservada en el Archivo de la Corona de Aragón, es la siguiente:

[…] Sit notum / cunctis quod nos Petrus, Dei gratia rex Aragonum et comes Barchinone, enfranchimus et franchos et liberos et in- / munes facimus uobis dilecto nostro commendatori domus hospitalis de Molina et per uos domui hospitalis / iherosolimitani et fratribus eiusdem, in perpetuum, omnes homines habitantes et habitaturos in Turre de la Iuncta, cum omnibus / eorum rebus habitis et habendis, ab omni lecda, pedagio, vsatico et portatico et ab omni etiam consuetudine / ueteri et noua. Preterea enfranchimus et franchos facimus, et penitus alienos omnes ganatos minutos et / grossos eiusdem domus hospitalis de Molina, quocumque et ubicumque sint, ab omni herbatico et carnatico / et eorum redemptione et demanda. Ita quidem quod predicti homines de Turre de la Iuncta et ganati omnes / grossi et minuti prefacte domus hospitalis de Molina per totam terram et donationem nostram, in eundo et / redeundo, et stando ab hiis omnibus et singulis quibus eos enfranchimus franchi sint liberi et exempti / et alieni ex toto. Nullus igitur merinus erbagiarius uel peagiarius, neque aliquis alius noster uel alienus / homo, audeat uel presumat numquam predictos homines de Turre de la Iunta neque res eorum aliquas / neque etiam ganatos aliquos ipsius domus hospitalis de Molina in aliquo loco terre nostre, agrauare, / disturbare uel detinere super predictis uel eorum aliquo a quibus eos enfranchimus et facimus franchos. / Quicumque autem contram hanc cartam nostram in aliquo ueniret, iram et indignationem nostram semper incurret. / Et insuper post illati dapnum factam restitutionem peitaret nobis sine omni remedio et excusa- / tione quingentos morabetinos pro pena. Datum Daroce VIIIº kalendas decembris, per manum Ferrarii notarius nostri / et mandato nostro, et ipsius scripta Albangario de Parietibus. Era Mª Cª [C] XLª nona. […].

           Traducción:

Sea de todos conocido que nos, Pedro, por la gracia de Dios rey de Aragón y conde de Barcelona, enfranquecemos y hacemos francos y libres e inmunes, para siempre, a vos nuestro querido comendador de la casa Hospitalaria de Molina y por vos a la casa Hospitalaria de Jerusalén y a los hermanos de la misma, todos los hombres que habitan y han de habitar en Torre de la Junta, con todas las cosas que poseen y han de poseer, de toda lezda, peaje, uso y portazgo, así como de toda costumbre antigua o nueva. Además, enfranquecemos y hacemos francos y totalmente ajenos de todo herbaje y carneraje y de su redención y demanda a todos los ganados, pequeños y grandes, de la misma casa Hospitalaria de Molina, donde y en el lugar que estén. Así, pues, que los mencionados hombres de Torre de la Junta y todos los ganados, pequeños y grandes, de la susodicha casa Hospitalaria de Molina, sean francos y libres y exentos de todo en el ir, volver y estar por toda nuestra tierra y donación, de todas y de cada una de las cosas que los enfranquecimos. Por tanto, ningún merino, herbajero, ni peajero, ni ningún hombre nuestro o ajeno se atreva o presuma nunca gravar, estorbar o detener, en cualquier lugar de nuestra tierra, a los referidos hombres de la Torre de la Junta, ni ninguna de sus cosas, ni tampoco a los ganados de la casa Hospitalaria de Molina, en relación con lo dicho o en alguna de las cosas de las que los enfranquecimos e hicimos francos. Quien quiera, pues, que contraviniere esta carta nuestra, merezca siempre nuestra ira e indignación, y más todavía, después de resarcir el daño, sin ningún remedio y excusa, nos pagará, como pena, quinientos maravedíes. Dado en Daroca, a 24 de noviembre, por manos de Ferrari, nuestro notario, y por nuestro mandato y el suyo escrita por Albangario de Paredes. Era de 1249.