ORIGEN DE LA YUNTA

Origen de La Yunta

Según la tradición oral, La Yunta es el resultado de la unión de tres asentamientos anteriores, situados en las inmediaciones de tres de sus actuales ermitas.

Origen del nombre de La Yunta

El documento más antiguo, que hemos localizado, que hable de La Yunta es la carta de privilegios otorgada en Daroca el 24 de noviembre de 1211, por el rey Pedro II de Aragón, el Católico (1196-1213). Es un año a recordar puesto que va a desdecir varias de las teorías al respecto del origen del nombre de La Yunta.

Son varias las hipótesis recogidas respecto al origen del nombre de La Yunta, pero es difícil saber cuál es la cierta, o la que más se aproxima a la realidad, así que únicamente podemos enumerarlas.

En su libro “Topónimos de la provincia de Guadalajara”, Eusebio Monge Molinero, sacerdote destinado a La Yunta en 1955, recoge tres teorías:

1- La tradición dice que deriva de “Junta”. En la Edad Media habrían existido tres poblados, denominados “las Sacradillas”, que coincidían con los emplazamientos de las ermitas de san Mancio, san Roque y san Gregorio. Cuando, en los siglos XIII o XIV, se fundó un convento (llamado del Barranco) de la Orden de San Juan de Jerusalén en el lugar donde hoy está el pueblo, las gentes de los tres poblados fueron trasladándose a vivir en torno a él, con lo que el pueblo se habría creado a partir de la unión o “junta” de dichos poblados.

2- El nombre podría derivar de la condición limítrofe de la zona, al ser lugar de unión entre Castilla y Aragón.

3- En la tercera hipótesis, Monge presenta la siguiente cita de Ramón Menéndez Pidal como posible origen del topónimo, quizá apelando a que los ejemplos utilizados empiezan por Yun-, igual que Yunta, y a que cerca del pueblo hay zonas húmedas con abundancia de juncos, planta que da nombre al paraje denominado “Las Juncadas”:

“Frente a la abundancia con formas con j, hallamos precisamente en Castilla la Nueva, Murcia y Andalucía algunos nombres con y, es decir, pronunciando la consonante como intervocálica, sin la mayor tensión articulatoria que suelen llevar las iniciales: YUNCOS (Toledo); YUNCO (Almería); YUNQUERA (también de Guadalajara), etc. según apeos del siglo XVI; y probablemente derivan de JUNCUS «el junco» = LA YUNTA (Guadalajara).”

Sin embargo, hay que tener en cuenta que, aunque tanto junco como yunta son palabras que proceden del latín, junco deriva de iuncus (junco), mientras que yunta lo hace de iunctus (junto).

Otro de los orígenes de la palabra más extendido por el boca a boca local, es la reunión o junta en el pueblo, de los monarcas de Castilla y Aragón. Varios autores mencionan también este supuesto acontecimiento:

Perruca afirma que “[…] Se llama La Yunta, por haberla tenido en esta villa los Reyes de Castilla y Aragón en tiempo de Alonso el Sabio.”[1]

Para López Beltrán, “Su nombre parece fue tomado por una reunión habida en él entre el rey Alfonso X de Castilla y Jaime I de Aragón.”[2]

Si hubo una reunión en La Yunta entre Alfonso X de Castilla y Jaime I de Aragón, tuvo que ser entre 1252 y 1276, años en los que coinciden en el trono ambos monarcas y, en ese caso, el topónimo no puede tener su origen en esa reunión, porque, para esas fechas, el pueblo ya tenía ese nombre, dado que su Carta de Privilegios está fechada en 1211, y en ella ya se habla de la “Torre de la Junta”.

Por su parte, Ranz Yubero[3] recoge otra hipótesis referente al lugar de confluencia de dos ríos:

“Corominas (1972 II, 125) expone, aplicado a la toponimia cuyana, que Las Juntas aluden a las confluencias de ríos; también Layna (1934, 6) manifiesta que Juntas es el punto de unión entre dos ríos. Este fenómeno geográfico se da en este topónimo, incluso Martínez Parrilla (1991, 91) dice que el río Cabrillas desemboca en el Tajo en el paraje llamado «las Juntas», entre Taravilla y Baños de Tajo.

            Teniendo en cuenta la hipótesis de Corominas, y el dato geográfico de Martínez Parrilla, parece que Yuntas indica la confluencia de ríos; según Mapa Provincial. Guadalajara (1990), junto a la localidad, en la Rambla del Campillo confluyen la Rambla Nueva de Beta[4] y la Rambla de Morenillo.”

 

[1] PERRUCA DÍAZ, Mariano: Historia de Molina y de su Noble y Muy Leal Señorío. Imprenta de “La Concordia”. Teruel, 1914. (pág. 90).

[2] LÓPEZ BELTRÁN, Juan José: Señorío de Molina, sus sexmas y pueblo de El Pedregal. Síntesis histórica de mi tierra. Edit. F. Doménech. Valencia, 1980. (p. 235).

[3] RANZ YUBERO, José Antonio: Toponimia mayor de Guadalajara. Diputación Provincial de Guadalajara. Guadalajara, 1996. (p. 286).

[4] En el libro dice Beta pero, probablemente, quiere decir Bétera.